La CGT convocó a un paro general para el próximo 9 de mayo

La reunión con funcionarios del Gobierno no sirvió para frenar la convocatoria a un paro contra el rumbo económico.

La CGT convocó a un paro general para el próximo 9 de mayo

La Confederación General del Trabajo (CGT) finalmente decidió convocar a un nuevo paro general contra el gobierno de Javier Milei y le puso fecha para el 9 de mayo. La medida incluirá una movilización a Plaza de Mayo para el Día del Trabajador, como reclamo a las políticas que lleva adelante la administración libertaria.

Ayer los líderes sindicales habían mantenido una reunión en Casa Rosada con el ministro del Interior, Guillermo Francos; el jefe de Gabinete, Nicolás Posse; y el secretario de Trabajo, Julio Cordero. Finalmente, en la reunión del Consejo Directivo que mantuvieron esta tarde los líderes sindicales, resolvieron convocar al paro nacional que será el segundo durante el gobierno de Milei.

Aunque en los últimos días hubo un acercamiento entre los sindicatos y el Gobierno Nacional, con la apertura a discutir reformas laborales, hubo un cortocircuito tras la decisión anunciada por Luis Caputo de no homologar las paritarias que cerró el gremio de los camioneros.

En el encuentro cara a cara con los funcionarios de Milei, desde la CGT reprocharon que no hubo convocatoria al diálogo y que las medidas que implicaron una reforma laboral se hicieron por decreto, de espaldas a cualquier posible negociación.

Además, habían adelantado que tomarían medidas de fuerza mayor, pero todavía restaba definir la fecha. La discusión giraba en torno a la posibilidad de convocar a un paro general en los próximos días, o a anunciarlo para dentro de un mes, como finalmente ocurrió. A ello se le suma la convocatoria para el 1° de mayo, donde se espera una importante movilización de los trabajadores.

Todo esto ocurrirá a pocos días de la esperada convocatoria de Javier Milei a los gobernadores para firmar el «pacto de Mayo» en Tucumán, el día 25. Allí el presidente libertario espera conseguir el apoyo de los jefes federales para avanzar con la aprobación de la fallida y renovada Ley Bases, que presuponen los cimientos de su gestión.

Déjanos tu comentario